miércoles, 14 de mayo de 2008

Celoplastía

Esta es la primera entrega de una serie de experimentos
que hemos decidido emprender en conjunto
la artista plástica Solángel Núñez (
Rococcuchi) y yo.
Yo pongo las letras, ella el dibujo libre.



CELOPLASTÍA, ilustración por Solángel "Casa Roccocuchi"


Mis amigos, quizá hartos de los lamentos por mi más reciente despecho, me regalan una muñeca inflable. Me la encuentro al regreso del trabajo, desnudísima, acostada sobre mi cama, con una flor plástica en la boca y una nota sobre el pecho: “Me llamo Juliana, de ahora en adelante seré tu nuevo amor”.

Me produce una extraña combinación de risa sardónica y desagrado. Pero la tomo con cariño y la coloco sentadita en una silla del cuarto.

Recibo una llamada telefónica. Mi ex, que me quiere ver, tomar algo, charlar un rato. Me visto y salgo, dejando a Juliana con la puerta cerrada bajo llave.

Regreso tarde en la madrugada a casa. Juliana me espera en la sala fumando un cigarrillo, nostálgica, viendo por la ventana.

-¿Estabas con la otra, verdad?-- me dice sin dignarse a voltear. Y adivino una lágrima sintética que se le escurre por la mejilla.

Yo, más que asustado, me quedo francamente preocupado.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente maravilloso. Ahora vas a tener que fajarte para que Juliana te perdone y te acepte de nuevo.

Roccocuchi dijo...

Ay! pero que bueno........... comparto la opinión del amigo anónimo............. Juliana está buenísima!!!!!!!!! jajajajajaja........ (me encanta la cooperación entre artistas)

Lena dijo...

Enhorabuena por la dupla.

Los trabajos de a Roco son buenísimos y tus letras, José...ya sabes lo que pienso de ellas....

Este texto es conmovedor...

Besos a los dos!

Anónimo dijo...

Jo... "chamo" si Juliana llega a ver la ilustración que le ha hecho esta tía Roccocuchi seguro y le contrata como asesora de imagen. Yo no recuerdo a Juliana tan guapa; pero vaya que era buena consejera y preparaba unos cubatas con ron venezolano y toque de lima que flipas en colores!
Dale fuerte!
M.

Anónimo dijo...

Buenas...

Me gustó el texto, se siente un escalofrío exótico al momento de entrar y encontrárse a esa mujer clavándote la mirada mientras suelta bocanadas de humo. La imagen, quedó buenísima, esa es mi amiga demasiada!!

Por cierto José, mis felicitaciones por el cuento La Droga, te había mandado las felicitaciones con la Roccocuchi y ahora te felicito de nuevo (Ya lo dijo ala crítica, pero entros nos shh.. fue el mejor y aplaudo tu manera de leerlo)

Sway... Besos Dominantes...

Maria D. Torres dijo...

Esta es una historia por partes? Me quedé preocupada por la pobre Juliana. Quiero ver el momento en que se rebele!
Sigan que se les lee.
Buenísima ilustración.
Urriola, te extrañamos en el bautizo del libro de Echeto, le preguntamos a Fedosy por el otro chino!
Beso

No Es Antonio! dijo...

Felicidades, extraño! tu complicidad con las palabras es bastante entretenida!

Anónimo dijo...

Comparto lo que te comenta : No Antonio, además de extrañar los temas de cine , de música , anécdotas de entrevistas a actores y actrices famosas, tus recuerdos con tu padre,y las anécdotas de tus
viajes con aquel simpático Richita.

José M. Ramírez dijo...

Debes convencer a Juliana de que el cigarrillo, sobre todo en su caso, es muy nocivo para su integridad física.

La Gata Insomne dijo...

qué espanto
pues como para preocuparse