miércoles, 12 de agosto de 2015

Aire y escarcha.


Hoy me llamó un amigo con el que no hablaba desde hacía meses. Luego de los saludos de rigor y de las cordiales indagaciones sobre las respectivas familias –asunto que se llevó los primeros segundos de conversación– ocurre el siguiente intercambio:

–José, ¿tú supiste lo del tipo que vendía aire por eBay?
–No, ¿qué es eso?
–Un tipo de Wyoming o Dakota del Norte o Kansas… uno de esos estados gringos que son cuadrados.
–Ni idea, ¿qué pasó con él?
–Bueno, yo no llegué a ver el anuncio en eBay pero me leí el artículo que hablaba de eso.
–Ajá…
–Nada, que el tipo vendía aire de Wyoming. Aire puro del campo. En bolsas. A mil dólares.
–¿A mil dólares? ¿Y se lo compraban?
–Sí, a mil, con todo y envío. Se hizo millonario, sobre todo por gente de Nueva York y Chicago que querían respirar aire puro de Wyoming.
–Coño, qué loco.
–Pero lo dejó de vender porque comenzaron a llegarle bolsas anónimas llenas de escarcha a su casa.
–…
–Y la escarcha parece que es peligrosísima si te llega a caer en los ojos o en el pelo. Porque no sale.
–¿La escarcha?
–Sí, eso me dijo mi esposa, que no hay nada peor que la escarcha. ¿Por qué te estaba contando esto?
–Pollo, esta la conversación más rara que he tenido este año.
–Sí. Mira, me tengo que ir porque estoy en el trabajo y esto está incendiado.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre la interrogante, ¿lo vivió o soñó Urriola?, ¿ es otra creación ciencia ficción? Tendremos que hablar con " el pollo" pues el autor nunca me lo ha aclarado.Sin embargo en este mundo lleno de excentricidades; podría ser perfectamente verdadero.

Jose Urriola dijo...

Es absolutamente verídico. Fue así. Un momento muy raro jajajaja.

Anónimo dijo...

Gracias! Urriola , por la aclaratoria . Creía que jugabas con tus lectores . Y si era verdad, para comprar un poquito de ese aire o escarcha beneficiosa para la salud, ja,ja,ja.Pero seguro al llegar a Venezuela, se contamina con solo abrir el paquetico.

Maria Paula dijo...

Yo lei sobre un sitio que ofrecia enviar bolsas de escarcha a gente a la que uno quisiera hacer una broma pesada o vengarse por algo. Al abrirlas salia una explosion de escarcha por todos lados, una pesadilla para limpiar. Y como es claro que siempre hay bobos que te pueden comprar aire, no dudo de la veracidad del asunto.

Odoardo Graterol dijo...

Hacía mucho tiempo no "te" visitaba. Como siempre ¡genial!. Seguiré disfrutando de tu lectura... cuando "te" visite (por cierto, hacía tiempo que no visitaba mi blog) Es refrescante leerte (esta vez sin comillas). Antes de verificar que no soy un robot ¡¡¡genial manera de verificarlo!!! Parece que estoy bien atrasado...

calmA dijo...

Siempre tremendo Urriola.

Abrazo

Claudia Mandini-Muro dijo...

Loca y lo que quieran! Qué buena idea!!!!! Los mil dólares son especulación, pero confieso, que aunque no lo había asumido como objeto de venta, viajé a Tierra Santa y traje lodo del Mar Muerto. Traje un palito de madera, Romo por el efecto del agua. Traje unas ramitas del Monte de Getsemaní. Después de todo, esos árboles fueron, de hecho, una presencia en la Pasión de nuestro Señor.
Yo llevo en mi corazón, varias tierras. Italia vio nacer y crecer a mi papá amado, querido y vida de mi vida. Cuando he estado allá, son los olores, la brisa y tanta experiencia que me une a aquel escenario. Jústamente en Oklahoma, viven ahora, no sólo mis padres, sino mi única hermana y sobrinos. Cómo no amar esas tierras!!! Ni mencionar a mi adorada Venezuela. Escenario de tanto, de mi vida, de momentos y de gente inolvidable. Cómo no extrañar un puño de tierra de este trópico!!! Pregúntenle a un coriano, de allá de Falcón, que viva de años en el exilio, cuánto no daría, por meter la mano en un balde de arena de los Médanos!!!
Sin lugar a dudas, fue muy buena idea, la del loco especulador, vender el aire de Wioming. Ese aire lleva consigo mucho Wioming.