lunes, 7 de junio de 2010

Fútbol manifesto


Esta semana comienza el mundial, el viernes 11 exactamente, y es justo que sepan que a partir de ese glorioso día y durante un mes entero yo ya no seré yo. Volveré a serlo, con suerte, luego de la final. Aunque es probable que tampoco, porque luego del mundial siempre me queda una sensación maciza de nostalgia y vacío (evidencia de que el cuerpo no se acostumbra a que también hay que vivir esa otra vida que dura 4 años y donde suelo tener otra personalidad).

Sirva el siguiente manifiesto a manera de declaración de principios de la persona que soy -y seré- durante el mundial.

-Todo el mundo se pregunta quién será el adicto que se levanta a las 6 de la mañana a ver un juego entre Nueva Zelanda – Corea del Norte (cosa que, incluso, ni a norcoreanos ni a neozelandeses les importa): pues ya le pueden poner cara al tipo.

-Estoy incapacitado, inhabilitado, genéticamente impedido a irle a Brasil. La única manera de que le vaya a la canarinha es porque juegue en contra de un equipo capitaneado por Diosdado Cabello, con Rafael Ramírez de delantero, Cilia Flores de arquera, Nicolas Maduro de central, Jorge Rodríguez de armador y el mismísimo de director técnico.

-Por favor, si algún día llega a ocurrir ese juego, yo necesito a alguien que me ayude a pintarme “Ordem e Progresso” en la cara y a coserme una bandera de Brasil en la espalda a manera de capa.

-Cualquier persona (por más querida que sea) a la que durante un partido se le ocurra llamarme, visitarme o interrumpirme por cualquier asunto extrafutbolístico, será depositario de mi más profundo desprecio. Esto durará hasta el pitazo final (y siempre y cuando gane mi equipo, de lo contrario no respondo).

-Si a alguien se le ocurre la gracejada de llamarme para burlarse porque eliminaron a mi equipo, automáticamente y sin mediar palabra le pondré al teléfono a mis perros Cacho y Rita. Y de ahora en adelante, cualquier cosa que me tengan que decir, hablen mejor con ellos.

-Si alguien encuentra la fórmula secreta para que, en este mundial, la consagración de Messi sea directamente proporcional con la humillación de Maradona, por favor me avisa; así sea a esas horas en que la gente decente no llama (ni atiende).

-España: es en serio, si este año –y con el equipazo que se gastan- tampoco es, por favor no vayan más. Absteneos.

-A los amigos de las banderitas en los carros: en serio que no se puede ir por Italia, Argentina, España, Brasil, Inglaterra y Alemania a la misma vez. Es como ir por el Barcelona y el Real Madrid en la liga española. O como declararse magallanero-caraquista, o como irle al River y al Boca Juniors en simultáneo, o como ser chavista pero desear que Uribe siga en el poder. Coño, un mínimo de congruencia, por favor.

-El fútbol es de los inventos más hermosos y significativos de la humanidad. Es una extraña metáfora hecha a patadas y cabezazos de lo que somos, para lo bueno y para lo malo. 90 minutos de lo sublime y lo patético. Es la vida pero a escala. Si a usted alguna vez se le han sudado las manos o se le ha arrugado algo en el estómago mientras mira un partido, sabe exactamente a lo que me refiero. Si no lo ha sentido pues al menos respete que los otros se lo sufran o se lo gocen.

-Que gane el mejor. Porque en el fútbol, como en la vida, no siempre los mejores ganan.

18 comentarios:

A-nah! dijo...

Yo chico, te me era así, pero el "viví con ellos pa' que veais" me ha hecho llegar a detestar un poco el fútbol y todo (magínatetú) y me incapacita totalmente a hinchar por la selección, no da.

Gracias a eso mi antigua dualidad onda-partícula quedó resuelta: voy por Alemania y punto. Inclusive -me da pena decírtelo- ya no estoy tan en contra de Brasil. Eso sí, para que no me dejes de hablar, contra Italia siempre y sobre todas las cosas, excepto el caso del equipo de mal, claro está.

¿Por qué equipo vas Urriola?

Adriana dijo...

:) si esa formula para que se consagre Messi y a la vez se humille maradona se encuentra, me anoto en la lista de los avisados. A mi tambien me avisan por favor.

linterna roja dijo...

Que lo disfrutes, carajito.

german dijo...

oye no lo pones facil con lo de maradona y messi, pero es una buena paradoja.

El Drac dijo...

La última frase me gustó "que gane el mejor" Osea los jugadores, técnicos y todas los que viven del fútbol, nosotros simplemente pagfaremos por ver qué hacen por la vida y la sociedad los que se llevan los millones en carreta.¡¡Mentiraaaa!!! a mí también me gusta el fútboooolllll!!!! Un abrazo

Perki dijo...

URRIOLA! necesitamos tu declaración pública que vas por URUGUAY! LOCOS

Anónimo dijo...

Me consta que esa adicción es desde niño, cuandolo único que yo entendia era el canto del gol.
Le rogaba al cielo que gane el de Jose, porque a este niño le va a dar el asma.Ja,ja. No digo cual es su equipo pues el no lo menciona, y hay que respetar su " derecho de autor"

costa sin mar dijo...

jajajajaj iuiuiuiuiuiuiu
luego hay partidos tan extraños pero tan entrañables como espero sea el alemania serbia iuiuiuiui

María Antonieta Arnal dijo...

¿A qué equipo vas? No lo dijiste. Yo voy a Italia desde 1990.

La Macorina dijo...

Esta es la época en la que mi "mujerúncula" se convierte en "homúnculo", agarra una birra de la nevera y se sienta con las piernas abiertas a gritar obscenidades varias. Yo, por mi condición de dama, trato de regular sus impulsos eléctricos y recordar lo que el curso de "Mi pequeña damita" trató de inculcarme por allá por 1992. Y... para no que no falle mi arrogancia de esta época: http://www.youtube.com/watch?v=KdrhT3-u05A jaja un abrazote!

rocio dijo...

Me ocurre lo mismo que a Ana: el haber vivido con ellos dejó en incierto el futuro de mi camiseta de la selección. No sé si donarla a Haití o tomarla como materia prima para unos lindos trapos de cocina. Lo cierto es que la barra quilombera cuenta con dos chicas menos este año, pero como yo también soy de las que te me veo Nigeria-Corea del Norte, el disfrute es el mismo. También coincido en uno de los sentimientos que me acompaña en cada mundial: por default, siempre voy contra la escuadra absurda. SIEMPRE. Un beso enorme.

Aída dijo...

Excelente, leerte fue como ponerle voz (y algo de orden, sin duda) a mis pensamientos. Yo voy como siempre por España, aunque con mucha más fe y sin banderita, pues la perdí hace un par de días. En cualquier caso, ¡qué gane el mejor -siempre que no sea Italia, claro-!

Anónimo dijo...

"... quiero que el entrenador que la Fifa más odia, el que los periodistas detestan por no seguirles el juego, y el que los entendidos aborrecen sea prueba viviente de que el más enano puede tener la leyenda más grande."

http://www.vueltaenu.co.cr/index.php?option=com_content&task=view&id=12366

Anónimo dijo...

ay Jose, que este año sí va a ser...que este domingo seremos campeones...no veas qué ambientazo tenemos por aquí. Y tú tienes un pedazo de blog, que lo leo frecuentemente aunque jamás comento.
Saludos,
UNA ESPAÑOLA MÁS

Anónimo dijo...

ay Jose, que este año sí va a ser...que este domingo seremos campeones...no veas qué ambientazo tenemos por aquí. Y tú tienes un pedazo de blog, que lo leo frecuentemente aunque jamás comento.
Saludos,
UNA ESPAÑOLA MÁS

Jose Urriola dijo...

Una española más... bienvenida, qué bueno que te acercas a leer en silencio, que hoy decides romperlo y que bueno que España gana el mundial, claro que sí, el domingo celebramos tú allá y yo aquí pero unidos por la misma emoción

Anónimo dijo...

La verdad es que esta final ha sido toda una bonita metáfora, o alegoría, o cómo sea. Aunque ha sido algo más que una figura literaria. Aquí se ha vivido con mucho entusiasmo, con esa alegría contagiosa y simple que te hace disfrutar por unas horas de una discreta felicidad. Un vínculo anímico entre muchos (yo diría que casi todos...no pensaba yo que éramos tan españoles) y un asueto necesario de tantas noticias nefastas sobre nuestra estropeada economía y nuestros políticos soplagaitas.
Lo dicho, una gozada, y esta cerveza me toca a mí, que bastante nos has dado tú ya con tus preciosos post. (CAMPEONES, OÉ, OÉ, OÉ...)
LA ESPAÑOLA MÁS (convertida en corresponsal :)

Jose Urriola dijo...

Felicidades... hacía rato que el mundial no nos regalaba un campeón tan digno. Ojalá el hecho de que hayan ganado los mejores en el fútbol sea también un símbolo de durante 4 años los mejores recogerán la cosecha que se merecen.
Un gran abrazo, gracias por leer y por comentar