martes, 14 de abril de 2015

Plaza tomada



Como todos los días, hoy pasamos durante nuestra caminata matutina por la escuela de perros al aire libre del Parque Líbano. Pero justo en el lugar donde suelen los perros jugar y entrenarse amanecieron hoy enormes huecos, montañas de tierra y unas cintas rojas delimitando el territorio de esas que dicen: "PROHIBIDO PASAR". La escuela se les había convertido en un campo minado. Una zona de guerra. Un área vetada. Y allí estaban todos los perritos alineados con sus entrenadores, al borde del terreno tan familiar pero hoy tan ajeno, con expresiones de confusión y profunda tristeza. Parecían personajes de ese cuento de Cortázar "Casa tomada".

Ya saben de qué expresión les hablo. Nosotros también sabemos de casas tomadas.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que inteligente reflexión y comparación, con ese cuento de Cortázar y nuestro pobre pais Venezuela. Esa linda plaza Libano la conocí con gente muy querida y me encantaba ver a los perritos correr libremente por su territorio y también alegres los humanos les disfrutábamos. Ahora hay tristeza para ellos con sus observadores,C.Casano

Anónimo dijo...

Urriola , te busco y no encuentro algo nuevo, se que tienes muchas actividades, , pero tus lectores somos avaros, ja,ja.
Debes actualizar tu blog con el nuevo libro :"Santiago se va"

Anónimo dijo...

Cuando leí tu texto hace un par de meses, no pude comentar porque me saltaban las lágrimas, no hace mucho perdí a mi perrita y no puedo ni mirar esa foto que tienes puesta, su carita tan bella y tan triste...

Como siempre brillante Jose, una semejanza la que haces más que acertada a tenor de lo que leo
y conozco del tema. Siento profunda pena y mucha rabia por todo lo que está pasando ese bello y querido país.

Abrazo

calmA

Maria Inés Niud dijo...

Tan cortico tu comentario, y tanto que duele en el pecho que Nos tomen la casa y nosotros no somos personajes de ese hermoso cuento de Cortázar. Prometo leerte luego