miércoles, 19 de julio de 2006

Siendo mis otros yo.


Los anglosajones, con esa capacidad insólita que tienen para acuñar conceptos que luego se incorporan a la lengua gracias a la solidaria necedad y pereza de todos los demás, han inventado el término “To google you” que significa: “rastrearte en la red”. Cuando tú colocas tu propio nombre en un motor de búsqueda –ya sea por vanidad, ya por curiosidad, ya por simple ocio- estás “googling yourself”. Bueno, eso fue lo que hice, me googlié. Para toparme no sólo conmigo mismo en la red, sino para descubrir todos los posibles José Urriola que pude haber llegado a ser.

Me resultó más bien indiferente encontrar que en Panamá pudiera haber sido José Urriola, director general de un periódico llamado La Estrella de Panamá. De ser panameño sería a lo mejor algo así como bisnieto del prócer de la independencia José Urriola, que si mal no recuerdo es la segunda firma que aparece en el acta independentista del Panamá. En una de las sopotocientas universidades de Texas hay un tal José Martín Urriola que es la promesa rutilante de la defensa del equipo de fútbol americano. Me gustó ése, me hubiera gustado en otra vida dedicarme al fútbol, aunque lo de americano se lo quitaría por miedo, no tanto a la embestida de un mastodonte embalado de 150 kilos, sino a morir del aburrimiento. En Chile, siguiendo el juego, hubiera sido quizá primo de la sublime poetisa chilena Malú Urriola, una mujer a quien comencé a leer por el tonto orgullo de compartir el apellido pero a quien ahora saludaría con una merecida reverencia si el destino me la cruza en la calle. Tengo, por lo visto, también un alterego en la Universidad de Wisconsin, un fulano José Urriola, estudiante de Literatura comparada, editor en jefe de la revista cultural de esa casa de estudios.

Pero el José Urriola que me dejó frío fue el otro venezolano, el de Anzoátegui. Me lo topé en

La sentencia (escrita por supuesto en el idioma de los abogados, en esa jerga que se esmera en demostrarnos que sólo ellos son capaces de manejar los elevados términos con los que se designan los destinos de los hombres -igual que ciertos médicos, algunos economistas, ciertos curas)- deja entrever que DANGER JOSE URRIOLA es declarado culpable en el delito de HOMICIDIO INTENCIONAL EN GRADO DE COOPERADOR INMEDIATO.

Danger José Urriola, el homicida, a quien su madre bautizara con ese nombre, seguro que porque el sonido de esa combinación de letras, así en inglés, le pareció bonito, heroico y rimbombante, acaso sin imaginar que ciertamente estaba condenando a su retoño a convertirse en un peligro para alguien más adelante.

Me imagino por un instante en la piel de Danger, en lo que probablemente yo hubiera hecho si fuera él. Veo a este país despeñarse hacia la miseria, escucho las cretinadas de sus líderes, la estupidez supina que como nunca se apodera de cada espacio de esta sociedad que tampoco fue especialmente lúcida; pienso que vamos entregados, una vez más, a lo que sea que haya dictaminado el Oráculo. Que ya no está en manos de nadie capaz el desenlace de este drama, nada podemos hacer excepto dejarlo fluir, hasta que el Deus est Machina se encargue de un plumazo en arreglarnos todo este entuerto en el que nos hemos metido y en el que algunos se regocijan en seguirnos metiendo.

Y por un momento me pregunto: ¿Y si me juego una a lo Danger José Urriola? Sería un homicida pero altruista, un asesino con sentido histórico. Así, como en el escondite: “Libro por mí, y por todos”.

Tristemente –quiero creer que afortunadamente-, en la cola eterna que me lleva al trabajo cada mañana, me voy quitando el traje de SuperDanger y vuelvo a ser el cobarde juicioso y pacifista que soy yo.

16 comentarios:

Bob dijo...

Pero seria bueno que alguien dijera: "Libertad por todos", pero siempre la realidad, nos limita y nos recuerda que algunas cosas no son posibles

Sera que me googlee, para ver a que otros "yo" me encuentro

Saludos

Dr. Bob

Anónimo dijo...

Se puede mandar a alguien al carajo así, "go google yourself" sin la rudeza de "go f*ck yourself"...
Siempre me ha gustado eso del inglés, puedes "star-sixty-nine" a quien te llamó por teléfono, pero no es fácil de traducir al castellano; así viven y evolucionan los idiomas, ¿veremos pronto el verbo "googlear" en el DRAE?

Anónimo dijo...

Tengo entendido que La Real Academia acepta sugerencias y comentarios en su portal, puedes "googlearla" si quieres y le planteas la incorporación de "googlear" al español(aunque de aquí a que lo acepten es probable que Google ni exista), y les puedes pedir tambén que se ingenien entre todos los académicos algo tan necesario y universal para nuestro idioma como el "to-star-sixty-nine".
En estos tiempos revolucionarios hay que apoyar la (r)evolución de la lengua.

César dijo...

Bóder, tremendo ejercicio de personalidad múltiple... Debo decir que me "googleé" (o como sea), y encontré algo interesante:

IMPUTADO: JULIO CESAR SEGOVIA ROMERO
DEFENSOR: ABG. BETULIA RIVERO
DELITO: Homicidio Calificado en la Ejecución de un robo en grado de frustración, y Porte Ilícito de Arma de Fuego, previstos y sancionados en los artículos 406 ORDINAL 1°, en concordancia con el artículo 80 ambos del Código Penal y 277 Ejusdem, en perjuicio de Oscar Enrique.
(http://amazonas.tsj.gov.ve/decisiones/2005/septiembre/810-22-EP01-P-2005-006537-.html)

¿Qué tal?

Aparte de eso, encontré un personaje de una telenovela mexicana y a un suplente de Senador en la Cámara uruguaya...

Insisto: interesante ejercicio

Va un abrazo.

Anónimo dijo...

No tuve necesidad de “googlear” la página de la Real Academia: está en mis “Favoritos”. En su presentación se lee lo siguiente:
“Las lenguas cambian de continuo, y lo hacen de modo especial en su componente léxico. Por ello los diccionarios nunca están terminados: son una obra viva que se esfuerza en reflejar la evolución registrando nuevas formas y atendiendo a las mutaciones de significado.”
Por lo visto, tan revolucionaria Academia apoya la evolución de la lengua. Pero se puede ser más papista que el Papa, y más académico que la Academia.
Tal vez ocurra con “googlear” lo que ocurrió con “daguerrotipar”; el verbo está en el DRAE, pero yo ya no daguerrotipo, tú ya no daguerrotipas, él ya no daguerrotipa, nosotros...
Y hay que hilar muy fino para leer, así sea entre líneas, algo (cualquier cosa) sobre una necesidad o universalidad del “star-sixty-nine”. Fue sólo un comentario sobre la flexibilidad del inglés, sin opinar sobre su corrección o no.
Me sigue gustando la idea del “go google yourself”...

Jose Urriola dijo...

Estimados anónimos:
qué lástima que no hayan dejado sus nombres para podernos tutear; creo que de alguna manera estoy de acuerdo con ambos. Por una parte, pienso que los idiomas tienen que evolucionar y la incorporación de nuevos términos es necesaria (más allá de que nos guste o no, estemos de acuerdo o no); pero por otra parte pienso que a lo mejor no sea bueno para el idioma incorporar "anglicismos" o "galicismos" (o "ismos" de cualquier otra índole) si podemos ingeniarnos una manera de decirlo nosotros. Me da un poco de escalofríos imaginar que mañana la gente se "Klennexee la nariz cuando esté encoldado", porque esa acción es mucho más puntual y específica que limpiarse la nariz con un pañuelo cuando se tiene un resfriado.

A lo mejor yo, en lo personal -y sin pretender dictar cátedra a nadie- en vez de decir "googlear" optaría por decir: "buscar en Internet" o "revisé mi nombre en la Red". Pero no culpo ni me parece delesneable alguien que sí lo use. Lo importante es que nos entendamos para poder seguir charlando ¿no?

Sea como sea, el ejercicio de buscarse a uno mismo y a tus homónimos en Internet creo que tiene su encanto.

Un abrazo y gracias por sus comentarios.

Jose.

Anónimo dijo...

una vez más me sorprende la capacidad e imaginación del chamo.

SiempreBuena dijo...

pues sí, googlear es oficialmente un verbo. por ocio lo he hecho, me he googleado y también a mi blog, me emocionó saber que hay algunas personas que se han tomado un par de minutitos para escribir algo sobre mí o siquiera nombrarme. supongo que el lenguaje evoluciona y va con las personas, de otro modo estaríamos hablando algo que no sería español, inglés o chino...

ah, en lo de la jerga extravagante te faltó mencionar a los sociólogos... palabras pomposas para designar realidades.

sí... a veces quisiera 'sacrificarme' por el bien de tod@s, lo que nombras como asesina con sentido histórico, sin embargo al salir de casa inevitablemente termino caminando junto a los demás, tan tranquila y racional como siempre.

Xyrenita dijo...

Bueno si de algo sirve comento algunos detalles:
LA RAE ha anunciado la incorporacion del verbo Googlear en su diccionario para el 2007 .

No me creen ? Sintonizen Sony y no se pierdan las propagandas, que entre la baba de caracol y el orbitrek seguro pasaran las News de Sony...!

Hace muchisssssimo tiempo me dio la curiosidad de colocar mi nombre en google, y lo que me parecio casualidad, quizas hasta lindo es que el primer link es de una fan, tocaya mia, que admiraba a selena y hacia un comentario muy lindo sobre ella...

A que viene el caso? que a mi me gusta mucho selena y desde pequena tarareo como la flor ... jeje

Interesante Post, ahora quiero ver si consigo tambien mi alter ego o mi version asesina !!

Salu2

Xyre

Ophir Alviárez dijo...

Googlear?? Juh..Tendré que pensar en eso, aunque sigo creyendo que no debe haber muchas Ophir Alviárez regadas por el mundo y ¿menos mal...?
Un abrazo -ahora cercano-, desde Puerto la Cruz.

Ophir

Anónimo dijo...

La mayoria de los comentarios se relacionan con la evolucion del idioma y la incorporacion de nuevos terminos, yo prefiero no dejar pasar el enfoque o la mencion de la miseria y cretinidad de los seudolideres que desgobiernan nuestro bello pais, si bien es cierto no nos hemos caracterizado por ser una sociedad especialmente lucida, ni hemos dejado nuestro destino en manos de personas calificadas tanto etica, moral como en la parte de preparacion academica,jamas la descomposicion social, la corrupcion, el mal estado de todo de una manera tan generalizada era tan evidente.Es frustante, tanto para los que hemos emigrado, para los que luchan dia a dia, tratando de seguir adelante con sus vidas y sus trabajos. No es cobardia, ni falta de voluntad, ciertamente hay que dejarlo fluir, algun dia habra un desenlace, esperemos sea pronto, al menos yo lo espero.BYE,BYE.

Anónimo dijo...

Prefiero al "cobarde, juicioso y pacifista". Me encanta tu trabajo y de inmediato nos lleva a buscarnos en la red, aunque no sea ciertamente, ninguna celebridad.
¡Felicitaciones!Te quiere, Mima

Anónimo dijo...

Yo también prefiero al Harmless José Urriola que escribe tan maravillosamente, mira que escribir así es otra forma de gritar "un, dos, tres por mí" y por quienes nos damos el gusto de leerte.
Bravo.

Jose Urriola dijo...

Amigos, familia, anónimos, queridos todos... gracias por sus comentarios.
Un abrazo que se prolonga en el tiempo y en la red,
J.

Anónimo dijo...

Me busque y qué crees? aparece que soy la mujer de José Urriola, ahora no sé cuál de los que aparecen registrados..seras acaso tú?

Jajaja..juegos de internet.

Anónimo dijo...

Cuando me dijeron que ibas a ser el tutor de mi trabajo te googleé por curiosidad y porque me gusta tomar palabras prestadas de otros países entre otras cosas . El caso es que gracias a Dios he leído este post, porque me diste un susto de muerte y no sé si me hubiera atrevido a preguntarte nunca si eras tu ese peligroso asesino del que se hablaba.
Ufff,
alivio total.