lunes, 13 de noviembre de 2006

La Feria Rojísima del librito.

Con la participación especial de Cantinflas, como el “Che”.


De las primeras cosas que uno ve, allí justo en el centro del patio, es una bandera cubana monumental, titánica. Metros y kilos de trapo colorido y brillante. Como si un gigantesco cosmonauta cubano hubiese coronado un cráter desierto después de descender de su nave (made in CCCP), y lo hubiera decretado colonia de la Isla bajo el nombre bautismal de “Mar de la cultura Revolucionaria” (así, con la c pequeñita pero con la R en altas altísimas).

La bandera venezolana no está en la feria. Debe ser que el presupuesto para la tela se les fue todo en la cubana, que al final, quién lo duda, es la más importante.

Hacia el fondo a la izquierda, por el angosto camino que lleva hacia el Pabellón Infantil, cerca de esa suerte de mausoleo poblado de gigantografías del Che, me topé con la imagen que precede a estas líneas. Y no pude evitarlo: primero, no pude evitar pensar que el tipo de la foto era realmente Cantinflas; y segundo, no pude evitar tomarle una foto.

Me pareció una metáfora contundente de la revolución rojita. De tanto manosearle el nombre al Che, de tanto que lo han mal utilizado, de tanto que le han mal leído y malinterpretado las ideas, lo acabaron convirtiendo en una caricatura de sí mismo. Ese Che Guevara tiene cada vez más de Ronald McDonald’s y se parece un montón a Mario Moreno. Es un chiste de sí mismo. Y lamentablemente no es un buen chiste -como de seguro lo hubiera hecho Cantinflas-, el chiste revolucionario es malo. Es una broma de pésimo gusto que no da risa. Nada nadita. Además es un chiste acomplejado que se pone aún más bruto cuando se percata que nadie ríe. O peor aún, cuando te amenaza con que la risa es obligatoria y por decreto.

Mi padre decía, por allá en los años 70 de mi niñez, que Latinoamérica era un planeta poblado de líderes payasos; pero más peligrosos aún era esa raza que irrumpía de vez en cuando: la de los payasos líderes. “Esos son los más tristes, los más trágicos de todos los payasos, pues se han olvidado de que su único talento es el de provocar algunas risas”.

Mientras tomaba la foto de Cantinflas (en su papel del Che) escuchaba de fondo musical a un individuo vestido de batola blanca, collares multicolores de santero, afro estilo Pablo Milanés 1967, con ese discurso revolucionario que tiene tanto de budismo light salpicado de retórica de ultraizquierda, ese sancocho de autoayuda cargada de reconcomio; el tipo con su micrófono a todo vatio adoctrinaba a 30 niñitos de una escuela para que corearan: “De esta mitá, pa’ acá gritan José… y desta mitá pa’llá gritán Martí ¡Vamos, más juelte que no se joye: Joséeeeee Martíiiiiiii!”.

Salí de la Feria bordeando una cola gigantesca de horas a pleno sol que hacían para llevarse de regalo “Los Miserables”. Pensé una vez más en la inmensa ironía que ello encerraba: Esta es la cola de Los Miserables. Decidí escapar del sitio sin nada más entre manos que la foto de Chantinflas. Y entonces logré escuchar en plena fuga una última perla: “Que se esperen en su cola, que todavía no los van a empezar a regalar porque quieren que haya más público”.

Oh, sí, viejito, corren tiempos de payasos líderes. Tomándose en serísimo sus propias mamarrachadas.

21 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

Que tristeza niño del viento....!

unocontodo dijo...

¿lo que nos espera?.... sí, que tristeza.

Reindertot dijo...

Recarge su whisky 18 años y reclinese en su divan. jejejeje.

Anónimo dijo...

El hecho, mi querido Urriola, es que ¡hay tanto que escribir de esta revolución bonita!

Ojalá que todo esto sólo sea una musa para la literatura jocosa y los malos chistes.

Arcangel Vulcano dijo...

José, en verdad no se si sentir tristeza,indignación o riza. Se mezclan todas las sensaciones.Al final, tus palabras en realidad lo único que me han transmitido es tu digna actitud de insatisfacción, que haz expresado con gran claridad; para luego convertirse en un anhelo gigantesco y esperanzador de "cambio profundo" del estado actual de cosas; que terminan por convencerme de que hay "muchísimas esperanzas" encarnadas en millones de seres que pensamos igual que tú.Un abrazo.

lalocadelacasa dijo...

La Revolución de qué?...Carajo será de desesperanza, de frustación,de inmoralidad, de nuevos ricos...son tan pero tan jodidamente pavosos que hasta las emisiones de bonos hacen el efecto contrario..hoy el dólar permutado remonto los 3.400 Bs. Qué tal?

LMB dijo...

Querido José... este texto me alivia.

sundancefilm001 dijo...

Wow, qué acertada tu visión. A eso es lo que nos quieren llevar, a ser un pueblo de “miserables”, sin bandera, cobijados por la cubana. Pero cómo les gusta ir a la 5ta Av de NY y comprar hasta no poder más. Habrá que luchar para sacarlos. Da lástima que nos tengan en este estado. Igual, sobreviviremos.

Sofia Casanova dijo...

Que tristeza, pensar que gente nacida aquí permita semejante horror, y después hablan de patriotismo .¿ Este fué el cambio que nos prometieron al pasar de la cuarta a la quinta? Vivir en una Venezuela con todo lo negativo que han sufrido los cubanos de a pie, pues los jefes si están gozando del poder y sus riquezas.

anazam dijo...

Solo me resta agregar: qué desgracia mi país... a dónde lo llevan... :(

Saludos
@>-->-

César dijo...

Bróder, cuándo vuelvas del pabellón infantil hablamos de los cánticos bolivarianos y del adoctrinamiento...

¡Dios proteja a los hijos de esta tierra!

¡Va un abrazo!

Anónimo dijo...

No se si es que hoy estoy particularmente triste pero al terminar de leerte me invadió un sentimiento de desesperanza. Dios proteja a nuestros hijos y les permita crecer en el país libre donde crecimos nosotros. mmu

Jose Urriola dijo...

Mis queridos todos,
Mi padre, quien fue perseguido durante la dictadura de Pérez Jiménez y de hecho fue preso en Tinaquill, me decía siempre que en la clandestinidad se reunía con los amigos y tenían una especie de ritual, un saludo que siempre repetían: "Algún día nos vamos a reunir los mismos que estamos aquí a hablar de la dictadura. Y la dictadura estará entonces lejos, habrá pasado hace rato, tanto que casi ni nos acordaremos de ella".

Creo que en medio de la rabia y la tristeza, a pesar de la impotencia, el ritual del viejo vuelve a cobrar sentido. Estoy seguro de que algún día -no será dentro de mucho- nos volveremos a ver, nos visitaremos, y hablaremos de estos malos tiempos como algo viejo, vetusto, que fue y pasó. Sí, y hasta nos costará acordarnos porqe estaremos pendientes de cosas mucho más nobles.

Un abrazo,

J.U

Anónimo dijo...

¿De qué cosas nobles hablas, José? ¿De la nobleza de tu espíritu que no considera que hoy en día, en tu país, hay gente que por fin puede ver la luz, puede estudiar, puede ir al doctor, puede participar de actividades políticas y culturales activamente y no como simple espectador?

¿O es que acaso tu viejo apresado en la dictadura no soñó con que el pueblo oprimido (la "gente fea", "marginales" y "monos") tuvieran acceso a las cosas igual como tú lo has tenido toda tu vida?

¿De qué nobleza nos hablas? ¿De la profunda rabia que te da ver el color de piel real de tus conciudadanos? ¿O del terror que tienes a que nuevas generaciones de venezolanos que no son ciegos, se "apodere" y "te quite" lo tuyo? Déjalos en paz. Déjalos SER!

Ojalá tuvieras un poco menos egoísmo y te dedicaras a ver la cantidad de gente que ahora, de a poquito, comienza a tener una vida decente... una vida que durante toda tu gran nombrada democracia, simplemente se le negó.

Ojalá que pudieras conversar nuevamente con tu viejo y así poder comprender lo que realmente significó una dictadura. ¿Qué sabes tú de dictadura, si sólo la has vivido a través de la televisión o de la basura que los medios editan? Porque sí, Jose, los medios manipulan, seleccionan la información y la desvirtúan ¿Acaso no lo ssabías? Todo se trata de la opinión pública. Y tú opinión es la de las minorías elitistas.

No sé si has tenido la oportunidad de salir al interior. De salir fuera de tu concha, de mirar por fuera del vidrio del carro. Ojalá pudieras hacerlo y ojalá pudieras ver que en este momento de Venezuela, todos tenemos que ceder un poquito... y amar mucho más (léase, respeto al que es diferente a ti)

Ah y no te escribo mi nombre, José, porque en este espacio público del blog no te deberían importar las personas quienes te respondan, si no las ideas que publican. Ya mañana no importa si te acuerdes de quien era o no era yo... lo que importa es que te acuerdes lo que aquí te escribo.


Un abrazo

...Y si no quieres ni publiques este post.

Jose Urriola dijo...

Pero por favor, qué anónimo tan fastidioso. No entiendes absolutamente nada y lo poquitín que entiendes lo malentiendes ¿De verdad te crees todas esas chucherías que te vende la revolucioncita? No me contestes, ni te leeré. De verdad me da pereza contestarte, ando en otra. Mucho más noble, aunque sé que el término no lo manejas.

El abrazo va de vuelta, es el mismo tuyo que me dejaste.Tengo suficientes afectos sinceros. Y los Judas me parecen francamente babosos. Además de pavosos.

Sofía Margarita Casanova dijo...

Para el Señor Anónimo, que dice que la gente pobre está feliz por primera vez, ¿y esas madres que lloran pidiendo casas?,¿ será que no son pobres ni viven en ésta tierra?.El poco de niños y viejitos pidiendo y la delincuencia robando por necesidad tampoco son de este pais, la inventamos los escuálidos, golpistas, guarimberos ,etc si no conoces a José, en su flia hay Negros y de ascendencia muy pobre, que llegaron a tener algo por esfuerzo y mucho trabajo.empezando por su padre José Santos Urriola Muñoz. En su flia si se ayuda al necesitado lo que pasa es que no tenemos tanto dinero y poder como para solucionar tantos problemas. Los escuálidos si nos preocupamos y cuidado mucho más que los que como Ud. se creen Dioses y dueños de los marginados. Piense en programas como los de Fe y Alegría eso no lo mantienen precisamente Uds. Y así podría nombrarle muchos más.Debería conocer más de la familia Urriola.

Anónimo dijo...

Al otro usuario anónimo:

Eres maravilloso y gracias a tus palabras he descubierto algunas grandes verdades:

- Sufres de halitosis o de hongos en los pies.
- No tienes pareja, y si la tienes está harta de ti (con toda la razón porque eres un asco).
- De ser hombre tienes clítoris en vez de pene, y si eres mujer sufres de vaginitis (tienes razón, eso amarga a cualquiera).
- Estás enamorada de Chávez porque es lo más grande y hermoso que has conocido. Pobrecita, eso también amarga a cualquiera, porque para llegar allí hay que ver que la vida te ha tratado mal.
- Eres resentida, pero sobre todo, eres cursi.
- ¿Pana, tú no serás el eslabón perdido? Lo que pasa es que en Barrio Adentro no hacen esas pruebas de ADN. Nos quedaremos con la duda.
- ¿No te cansas de masturbarte durante horas frente al monitor sin conseguir nada-nadita del otro lado?

Un abrazo enorme (a mí sí me gustan los abrazos, aunque sean de gente patética)

Uno más anónimo que tú.

Anónimo dijo...

pisastes el palito y borrastes mi post de esta magnana... no te gusto lo del sundance film festival.... si ese donde jalabas bola que jode por los regalitos, como la gente del parque del este y sus miserables que tu tanto criticas...

se cayo tu "fachada de realidad"

Jose Urriola dijo...

Anónimo:
No tengo idea de qué me hablas,a lo mejor tu computadora con software cubano te jugó una mala pasada. No he borrado nada, y lo que dices ahora no lo entiendo (pero eso poco importa). De todas maneras, ya que andas por aquí, una aclaratoria de carácter gramatical para evitar la pena ajena: Se dice "pisaste el palito y borraste mi post". Las "eses" sobran. Y tú no estás haciendo un post, estás haciendo un "comentario" sobre un post que hice yo.

De resto te agradezco de verdad que hayas vuelto a aparecer. Tienes mentalidad de asesino en serie, vuelves al lugar del crimen para disfrutar tu fechoría, ¡buen muchacho!

Anónimo dijo...

me sorprende el ensañamiento del señor anónimo con Joseé Urriola. He llegado a pensar que aquí hay algo fuera de los cánones normales. No enteiendo como alguien puede pasa rhoras insultando, destilando veneno y fastidiando a todos con sus necedades. Jose siéntete orgulloso pues te dan mucha importancia pero al mismo tiempo me parece
que te envidian demasido. Sigue escribiendo`para los que te disfrutamos y allá este señor con sus reconcomios. mmu

« ®¤Mþ∑ » dijo...

Cantinflas era un hijo de la chingada, nada humilde, no ayudaba a nadie el culero, un celoso y burgués, lo dicho se explica mejor con la siguiente frase: "Cantinflas se convirtió en la Caricatura de si mismo". Dicho de otra manera Cantinflás quien en sus inicios triunfara como "el peladito que triunfa sobre los poderosos usando sus trucos", se convertiría en un poderoso (no que tanto los criticaba), piche gato, rastrero y sumiso, quien si está reproduciendo el discurso autoritario del PRI y el doble lenguaje moralino. Después de las películas 13 o 14, las películas de Cantinflas tienen unas metáforas y un sentimiento de arrepentimiento y moralejas que son chaférrimas. Ya ni hay actuación, esa sí era decadencia. Estamos hablando de mediados de la década de los cuarenta, cuando había que ser contestatario, y Cantinflas se convierte en un capitán del poder mexicano. Tanto es así que nn el Archivo General de la Nación se encuentra el nombramiento de Cantinflas como asesor del expresidente mexicano Gustavo Díaz Ordaz, nada más ni nada menos (Ese pinche dato es horripilante: ser asesor presidencial en la etapa del presidente que más mentadas de madre se ha llevado en la historia nacional está jodido); y en los años 50 era el presidente "honorario" del club América (equipo que es parte de un gran monopolio).