martes, 3 de octubre de 2006

Aquí voy y vuelvo
bañado por la marea
con todo el sol del mediodía fundiéndose sobre la cara
mecido por las olas
de esta playa tan próxima
tan imposible

Lavado por el mar
solos, hechos una masa,
el sol, la playa, yo.
Como en un verano infinito.
Abandonado al capricho de las aguas
abandonado al juego de sus gotas
entregado al espectro de sus reflejos

Por siempre de cara al sol
Flotando sobre las aguas
rendido al borde de la orilla
acunado por la marea
mecido por las olas
que se negaron a soltarme
tan pero tan cerca de esta arena
a la que nunca llegué.




9 comentarios:

Cynthia dijo...

Es curioso, hoy me siento igual, otra vez, tan cerca de la arena y sin poder llegar.
Mañana es otro día.
Un beso

Black Hollow dijo...

Así es José, tan cerca de la arena, pero los brazos se están cansando de girar y girar en un afán inquieto por llegar a la orilla...
Hermoso, como siempre.
Abrazos.

Marie Claire dijo...

No siempre llegar a la arena es igual a salvarse...A veces es mejor flotar y dejarse llevar.

Hermoso!!!

Claire

Anónimo dijo...

Extraño, pero bello. Sin duda otro estilo. Me gusta también,M.U.

Anónimo dijo...

Te robaron las vacaciones?

:S

Oye cuando haga la semana del suicidio asistido me das una mano? Con eso del suicidio por ratón me quede asombrado!

Anónimo dijo...

Llegarás

Ophir Alviárez dijo...

No hay imposibles para quien se atreve a ver "rostros en el viento...", estoy segura.

OA

Mar De Fondo dijo...

Lindo!
Saludos

Aramakao dijo...

Sabes que yo oí siento lo mismo que estoy a la deriva.
Hay dias que hasta uno quisiera hundirse